Cadetes de Ulyanovsk

Si desean ver el video “Satisfacción” de los cadetes de la escuela de aviación civil Ulyanovsk (Rusia) (que hizo mucho ruido en Rusia), hagan clic aquí.

Gracias, chicos (cadetes), por el entretenimiento y espero que no sean castigados por ello.

Hablando de la situación rusa actual, este es otro clavo que se pondrá en el ataúd de la infame ley rusa sobre propaganda gay. Y estos chicos, tanto gay como hetero, defienden su derecho a la libertad de esta manera tan alegre. Es una protesta contra el oscurantismo de las sumisas generaciones mayores, que trajeron miseria a Rusia.

Es la Rusia moderna, donde las generaciones más jóvenes quieren divertirse y disfrutar de la vida ahora, en vez de morir y sufrir en nombre de un “futuro feliz”, “tierra madre”, “patria querida”, comunismo, Lenin y Stalin.




Campos de la Muerte y Museo del Genocidio

Anteayer volví a Cairns y ahora estoy acostumbrándome a mi vida en Australia.

Por cierto, me eseraban fuertes lluvias cuando llegué, a diferencia del tiempo seco que me acompañaba durante mis 3,5 semanas en Camboya. Pero es parecido en lo demás: los trópicos y el calor aquí y allá, algo que conozco bien.

Aunque mi estadía en Camboya fue en general muy positiva, debo mencionar algo más, sin lo cual mi historia sería inexacta. Se trata de los Jemeres Rojos. Se trata de mi visita a los Campos de la Muerte y al Museo del Genocidio en Phnom Penh. Se trata de cuando oyí por primera vez sobre las atrocidades cometidas por el régimen de Pol Pot,- fue en Cuba, donde yo estaba bajo el programa de intercambio estudiantil, en enero de 1979. Los cubanos y yo, con otros estudiantes soviéticos, nos horrorizó saber que 3 millones de personas, es decir un tercio de la población de Camboya, fueron asesinados por el régimen sanguinario de Pol Pot. (Más tarde esta cifra fue revisada a alrededor de 2 millones). Cuando volví a la Unión Soviética en abril de 1979, me di cuenta de que este dolor era compartido por el pueblo soviético en su conjunto, asi como por todo el planeta.

Debo admitirlo: no quería ir a los Campos de la Muerte y al Museo del Genocidio, porque sabía que causaría mucho dolor. Sin embargo, esto tenía que hacerse. Y cuando visitas estos lugares, es difícil describir el dolor que estás experimentando en realidad. Traumatiza el alma. No pude dejar de llorar. Sin embargo, el dolor experimentado por mí y otros visitantes es ciertamente nada en comparación con lo que las víctimas del régimen tuvieron que experimentar… Trabajos forzados, matrimonios forzados, desplazamiento forzado, palizas, torturas, asesinatos brutales … La destrucción de la sociedad, economía, cultura… Si tuvieras la piel blanca, usaras anteojos, hablases un idioma extranjero, te habrían matado. Casi el 90% de los científicos, maestros, artistas, monjes budistas fueron exterminados. Se suponía que se construiría una sociedad agraria igualitaria que cultivara arroz. Por supuesto, esto no funcionó. Al igual que el comunismo no funcionó en la URSS, o el nazismo en Alemania. Las ideologías totalitarias no duran mucho.

Un poco de historia:

“Jemeres Rojos” es el nombre de los comunistas camboyanos / jemeres. Su líder era Pol Pot.

Después de casi cuatro años de gobierno, el régimen de los Jemeres Rojos fue removido del poder en 1979 como resultado de la invasión de Vietnam. El 7 de enero (es decir, hoy) es un día festivo en Camboya, en conmemoración del derrocamiento del régimen de Pol Pot, cuando Phnom Penh cayó bajo el avance de las tropas vietnamitas. Por cierto, el actual Primer Ministro de Camboya, Hun Sen (que ya ha estado en el poder durante más de 30 años), que solía ser miembro de los Jemeres Rojos, huyó a Vietnam en 1977 y participó en esta invasión / liberación. La historia de Camboya desde el 7 de enero de 1979 es confusa y compleja, pero la gente está haciendo todo lo posible para evitar la repetición de los horrores del régimen de Pol Pot.
Es un país dinámico, con una economía en rápido desarrollo, con una cultura floreciente. Y los jemeres modernos son personas amistosas y afables, a menudo con una sonrisa en la cara. No culpan a la historia, sino aprenden de sus lecciones.

Como dije antes, visité el Museo del Genocidio. Fue creado en el sitio de la escuela secundaria Tuol Sleng, que se transformó en un centro de interrogatorio y tortura “S-21” durante la existencia del régimen de Pol Pot. Hoy, en el Museo del Genocidio “Tuol Sleng”, se pueden ver varias cámaras de tortura y encarcelamiento, así como fotografías y pinturas relacionadas con esos años.

Vi a un sobreviviente del “S-21” Bou Meng, de quien compré sus memorias con un autógrafo y quien me permitió tomar unas fotos de él. Según algunos informes, él es uno de los 7 presos sobrevivientes de unos 20,000 que han pasado por este centro de tortura y muerte. Él es una persona increíble.
Publico una serie de fotos de mi visita a los Campos de la Muerte y al Museo del Genocidio en Phnom Penh el 15 de diciembre de 2017.

Adiós, Camboya

Estoy escribiendo esto desde el aeropuerto de Brisbane, esperando mi último vuelo, a Cairns.
Adiós, Camboya. Tú y tu gente son increíbles, y espero regresar en un futuro no muy lejano.
Y ahora, hogar dulce hogar. Hola, Australia.

</

Preah Vihear y Koh Ker

Todavía estoy en este país increíble llamado Camboya, pero solamente me queda un día para conocerlo mejor. No pasa nada, espero estar en contacto.

Publico un álbum de fotos más.

Es sobre mi recorrido (cuando todavía estaba en Siem Reap) por Preah Vihear y Koh Ker el 27 de diciembre. Preah Vihear (siglos XI-XII AD) es un templo hindú construido durante la existencia del Imperio Khmer (Jemer) que duró seis siglos. En 1962, después de una larga disputa entre Tailandia y Camboya sobre la propiedad, la Corte Internacional de Justicia de La Haya lo otorgó a Camboya. Hay soldados camboyanos allí para custodiar. ¡Algunos lo llaman la madre de todos los templos! Koh Ker es un sitio arqueológico, que incluye una impresionante pirámide. También está al norte de Siem Reap. Koh Ker fue una importante ciudad del Imperio Khmer e incluso su capital en 928-944 AD. Son lugares increíbles que visité con mis jóvenes amigos jemeres, quienes también eran mi guía turístico y conductor.

¡Espero que el Año Nuevo haya comenzado bien para todos ustedes!




























































Navidad en Siem Reap


Ayer dejé la encantadora ciudad de Siem Reap, donde, junto con otras personas, celebré la Navidad. En Camboya, gracias a los turistas, especialmente en un centro turístico tan popular como Siem Reap, es ampliamente celebrada. Después de un agradable viaje de aproximádamente 6 horas en autobús con mi amigo gay jemer, llegué a Phnom Penh (Nom Pen), donde me encuentro ahora. Pasamos un buen rato ayer por la noche y, en particular, fuimos a un bar gay, donde vimos un espectáculo colorido. El ambiente fue alegre y acogedor. ¡Los gays jemeres saben cómo divertirse y entretener a los visitantes! Pronto mi amigo y yo iremos a desayunar.

He aquí unas fotos de la Navidad en Siem Reap. Y en cuanto al Año Nuevo, lo celebraré en Phnom Penh.




















Angkor Wat

Mi viaje en la hospitalaria Camboya continúa. Ayer celebré la Navidad en Siem Reap: almorcé, caminé por la ciudad rebosante de energía, asistí a un espectáculo de baile jemer y di un paseo por la ciudad nocturna llena de luces.

Hace dos días fui al increíble Angkor Wat y algunos templos adyacentes con mi guía y amigo Makara y el conductor y amigo Sopheap. Conocí a Makara hace un año, durante mi visita anterior a Siem Reap, y conocí a su compañero Sopheap hace unos días. ¡Nos lo pasamos muy bien! He aquí unas fotos. ¡Feliz Navidad a todos!
























































































Sihanoukville, Kampot y Kep

Todavía estoy disfrutando de Camboya. Estoy basado en Sihanoukville, y ayer hice un viaje al sureste, a las encantadoras ciudades de Kampot y Kep.

Desgraciadamente me resfrié, pero lo estoy manejando gracias a Panadol, té y café calientes, clima cálido y gran determinación para hacer el programa.

He aquí algunas fotos (18-19 de diciembre).

Sihanoukville:

Kampot:

Kep:

En las cercanías de Phnom Penh

 Anteayer en las cercanías de Phnom Penh con mi amigo gay Khmer y guía turístico Chhom.

Fue él quien organizó una fiesta sorpresa para mi cumpleaños. Ahora ya estoy en otra ciudad, Sihanoukville, pero nos volveremos a ver cuando yo regrese a Phnom Penh para la última semana de mi viaje.






Mi cumpleaños

Sucedió que el viernes pasado yo celebré mi cumpleaños en un club gay de Phnom Penh. Me presentaron un pastel ordenado por adelantado por mi nuevo amigo Khmer. Yo, como es apropiado, apagué las velas, y todos los visitantes del club tenían una porción de este pastel.

¡Qué agradable sorpresa!